5 puntos a revisar para comprar una caravana de segunda mano con garantias

Yo estuve durante algunos meses buscando una caravana de segunda mano que se adecuara a mis expectativas, un día encontré en wallapop una caravana que cumplía el 90% de mis requisitos así que me apresuré a quedar con el chico de la vendía e ir  a verla.

Pero justo después de haber quedado para la mañana siguiente me pregunté -¿Y como coño voy a saber si la caravana está bien o si es una lata con ruedas?

Precisamente para esto escribo este post.

Sigue estos cinco consejos cuando vayas a ver una caravana en venta y reducirás la probabilidad de comprar una caravana en mal estado.

Al final encontrarás un punto extra y podrás descargar una lista de puntos a revisar para que lo imprimas y lo lleves encima el día de la revisión a la caravana.

1.- Entorno: ¿Donde se guarda la caravana?

Lo primero que vas a ver y que debes valorar es la ubicación en la que se encuentra guardada la caravana.

No es lo mismo si la caravana está en una zona cubierta, dentro de un parquing o debajo de un porche, que si por ejemplo se encuentra en un descampado sin protección ninguna ante las inclemencias del tiempo.

Por lo que en este punto puedes preguntarle al vendedor si la caravana ha estado siempre guardada en ese sitio o si la tiene allí solo para enseñarla.

En el caso de la caravana que fui a ver estaba en una zona muy muy húmeda, en la que estaba todo embarrado y siempre mojado, como verás la humedad es uno de los peores enemigos de la caravana, así que me asusté un poco.

Al preguntar si siempre la tenía en ese sitio aparcada, me dijo que no, y me enseñó su plaza bajo un porche que la cubría parcialmente de las inclemencias del tiempo.

2.- Exterior: La carrocería.

Cuando revises la caravana por fuera hay varios puntos que puedes inspeccionar para asegurarte que no te vas a encontrar alguna sorpresa desagradable.

  • La carrocería puede estar dañada por arañazos o abolladuras, en caso de que sean pequeñas no debería ser un problema grave, pero si que puedes usarlo como punto para negociar una rebaja del precio.
  • Mira bien en la zona del techo, suele haber más abolladuras a causa de granizo o puede haber roturas que no se ven a simple vista si no se inspecciona debidamente.
  • Si hay claraboya, suelen tenerla la mayoría de caravanas, asegúrate de que esté bien sellada por la parte exterior, todo el perímetro debe estar tener aplicado sellador.
  • Las ventanas son otro de los puntos a valorar, si se trata de una caravana antigua cuesta encontrar ventanas de repuesto, así que asegúrate que el plástico no esté cuarteado, rallado o roto. Y lo mismo para las juntas que sellan las ventanas.
  • Las luces exteriores y los reflectantes son elementos a los que se les debe hacer un mantenimiento, asegúrate que no estén rotos o de un color amarillento. También inspecciona las manetas y elementos de plástico para asegurar que están todos y en buen estado.
  • No querrás ver tornillos descubiertos. Por norma general los tornillos siempre van con alguna tapa o banda cubretornillos para evita que estos se oxiden o se filtre humedad al interior de la caravana, en caso de ver la cabeza de un tornillo en el exterior ten mucho cuidado.
  • Si ves que la pintura es distinta a la original, o que hay algunos desperfectos, pregunta al vendedor por que la ha repintado y si lo ha hecho él o un profesional.
  • Para finalizar revisa que no haya defectos más evidentes como agujeros, brechas u oxido.

3.- El interior de la caravana.

El interior de la caravana puede ser abrumador la primera vez que entras, quizas te parecerá demasiado pequeño, mal  distribuido o incluso mal decorado, yo te recomiendo que por ahora solo mires si el espacio general es suficiente y tiene la mayoría de los requisitos que esperabas.

Has de ver la mala disposición o la decoración con mal gusto como una manera de bajar el precio que ha marcado el vendedor, realmente tu vas a decorar y distribuir la caravana según tus gustos así que los has de ver como una oportunidad y no como un problema. Pero no se lo hagas saber al vendedor!! 🙂

También debes estar pendiente de algunos defectos como pueden ser:

1.- Armarios o mobiliario rotos, la idea es restaurar los muebles de una manera simple, no tener que fabricar mueble nuevos a medida, esto destrozaría tu presupuesto si no lo has tenido en cuenta.

2.- Revisa el olor del interior, si huele a humedad presta mucha atención, si huele a cerrado o notas otros olores extraños pregunta al vendedor a ver que respuestas te da.

3.- Busca humedades, es el punto más importante, las humedades son tu peor enemigo, ten esto muy claro, seguramente estarán escondidas, así que revisa estos puntos en su busca.

  • Zona de las manetas: Un punto fijo de humedades es la zona donde se encuentran las manetas exteriores para empujar la caravana al aparcar.
  • Zona entre los cojines y la pared: En esas zonas se acumula la humedad y suele aparecer moho, es una clara señal de humedad.
  • Esquinas inferiores: Es una zona donde se acumula agua cuando llueve y con el paso de los años se va formando humedad.
  • Si hay baño es una zona en la que vale la pena perder un poco de tiempo, ya que las zonas con agua tienen más opciones de sufrir los efectos de la humedad.

Para detectar si hay humedad detrás de una pared existe una prueba muy fácil para detectarlo, tan solo se tiene que apretar con el dedo y si se hunde es que hay humedad en la zona.

4.- Exterior: Mecánica y suelo.

La mecánica de la caravana es la parte más importante de la misma, no es la más bonita, pero es la parte que te mantiene seguro mientras circulas por la carretera.

Además algunas partes dañadas pueden ser costosas de remplazar o arreglar.

1.- Ruedas: Revisa que las ruedas no estén agrietadas o sean muy viejas, si la caravana ha caído en desuso, seguramente no durarán mucho, la goma estará cuarteada o reseca.

2.- La lanza: La lanza es la unión entre tu coche y tu caravana, por lo que es importantísimo que esté en buenas condiciones.

  • Freno:  Revisa que el freno que incorpora la lanza frene la caravana totalmente.
  • Enganche: Pide al vendedor que enganche la caravana a su coche y la mueva, por lo menos veras que funciona correctamente.
  • Rueda Jockey: Se trata de la rueda que hay en la lanza, esta sube y baja según la necesidad, en ruta debe estar subida y mantenerse en esa posición y se baja para ayudarte a mover la caravana a mano para posicionarla en la parcela.Prueba a bajarla y subirla y verifica que no se mueve de su posición.

3.- Patas de la caravana: Las patas de la caravana la estabilizan cuando esta está ya en la parcela, para revisarlas es importante asegurar que están en buen estado, que no haya oxido, que el tornillo sinfin que la sube y baja este bien engrasado. Prueba también a subir y bajar cada una de ellas.

4.- Parte exterior del suelo de la caravana: Ha llegado el momento de estirarse en el suelo y ensuciarse un poco, revisa que el suelo de la caravana no esté reseco, que no haya zonas donde la madera esté desconchándose y pregunta al vendedor cada cuanto tiempo se ha hecho un mantenimiento, lo ideal es que te diga que cada 3 –5 años se haya aplicado brea o caucho líquido.

5.- Instalaciones.

Las instalaciones de la caravana son una de las áreas más fáciles de asegurar su funcionamiento antes de la compra, quiero remarcar que el hecho de que funcionen no significa que la instalación esté bien hecha, pero algo es algo.

1.- Instalación eléctrica: Enchufa la piña del coche a la caravana y revisa que funcionan las luces de freno, intermitentes, etc.

Enchufa también la entrada de 220V a la caravana y revisa que funciona la nevera y las luces.

2.- Instalación de Agua: Con la electricidad enchufada, enciende todos los grifos así aseguraras que la instalación de agua no tiene problemas graves y que las bombas funcionan correctamente.

3.- Instalación de gas: Conecta la bombona a la instalación y comprueba que la cocina funciona correctamente. Si existe otro aparato que funcione con gas haz también la comprobación.

6.- Bonus: Documentación y Regateo

Pide al vendedor que te muestre la documentación como la ficha verde, sin ese documento no podrás circular y si tiene recibos de revisiones o arreglos mejor que mejor.

En este momento, y si te interesa la caravana debes hacer una oferta por ella, yo te aconsejo que bajes algo más de lo que estás dispuesto a pagar y además argumentes el porqué, y aquí es donde has de sacar todos los problemas y desperfectos que has encontrado. Estoy seguro que el vendedor te hará una contraoferta interesante y a partir de aquí ya dependerá de tu habilidad como negociador.

La mía no es muy buena siendo sincero.

En caso de que todo cuadre y estéis de acuerdo con el precio, lo más habitual será que te pida una paga y señal a cambio de la reserva de la caravana, yo te aconsejo pagar como máximo un 10% del precio.

Ya el día de la compra-venta pide al vendedor que firme un contrato de compra-venta de la caravana, puedes usar un contrato de los miles que hay en internet, yo te dejo este link.

En mi caso compré la caravana, di una paga y señal una vez el vendedor me envió una foto de la ficha técnica y firmé un contrato de compra-venta una vez hice el pago, pero no hice una revisión muy concienzuda y al empezar la restauración de la caravana me encontré con varia humedades importantes, que se comieron parte del dinero de mi presupuesto.

Así qué te aconsejo que sigas paso a paso estas recomendaciones para poder tomar una decisión con el mínimo de riesgos posibles.

Si conoces a gente que esté en un proceso de compra de una caravana no dudes en compartir este artículo.

Apúntate VaRodado.com

Únete a esta comunidad de manitas a los que nos encanta hacer las cosas nosotros mismos y recibe semanalmente los contenidos que aquí publico.

Además es la manera más fácil de seguir el curso "restaura tu caravana"

David Serramià
 

Quiero ayudarte a viajar con una caravana restaurada por ti. A mi me encanta viajar, hace unos meses me compré una caravana para hacer justamente eso. ¡Restaurarla, viajar y ser libre!