Caso de éxito: De caravana a estudio

 “Convertí una caravana vieja en un estudio donde trabajar.”

Una caravana no siempre es para viajar o para tener en un camping y pasar las vacaciones allí, de hecho hay multitud de alternativas que te permiten adaptar una caravana antigua para otras funcionalidades, una de ellas es convertirla en un taller en el que trabajar.

Esto es lo que han hecho Antoni y Silvia, ellos necesitaban un taller en el que trabajar, dentro de casa era difícil incorporar todo lo que necesitaban ya que les faltaba espacio, así que se decidieron a comprar una caravana de ocasión, sin papeles pero que parecía estar en buen estado pese a ser de segunda mano y tenia el tamaño adecuado para poder incorporar dos mesas de estudio y los elementos necesarios para realizar su trabajo.

Ahora te dejo con la entrevista:

Hola Antonio y Silvia.

– ¿Por qué seleccionasteis una caravana para hacer un estudio?

Porque dentro de nuestra casa no había espacio para hacer un “taller” como el que necesitábamos en el que pudiésemos trabajar los dos juntos, además nos interesaba algo independiente de la casa.. En cuanto a seleccionar una caravana como alternativa a hacerlo dentro de casa, estuvimos mirando contenedores de mercancías, módulos industriales y lo que era más fácil de convertir en estudio, de transportar, más barato y con luz natural era la caravana.

– ¿Por qué este modelo?

Porque queríamos un modelo de caravana grande, este modelo tiene siete metros, y para un estudio nos interesaba un modelo con espacio. I buscando fue el mejor que encontramos por un precio razonable.

– ¿Cómo encontrasteis la caravana perfecta?

Encontramos la caravana por internet, a un particular, y de todas las visitas a caravanas que hicimos esta fue la que más  nos gustó.

– ¿Cuánto tiempo pasasteis buscando?

Estuvimos buscando la caravana entre tres y cuatro meses.

– ¿Qué tuvisteis en cuenta a la hora de comprarla?

Tuvimos en cuenta principalmente el estado de la caravana, la zona exterior ya que el interior lo queríamos hacer nuevo, el precio que tenía y sobre todo el transporte a la finca, ya que no tenía ficha verde.

También era importante que cupiese en la zona que queríamos ponerla dentro del terreno y fuese minimamente fácil de mover por el terreno en caso de que fuese necesario.

– ¿Qué requisitos mínimos debía cumplir?

Cómo he dicho antes lo más importante era el espacio dentro de la caravana, el estado de la misma ya que no queríamos invertir mucho tiempo en la transformación y que rondara los 2000 euros. Un aspecto importante también era que fuese luminosa.

– ¿Cuánto tiempo invertisteis en dejar la caravana tal y como está ahora?

Invertimos unos cinco meses en dejar la caravana lista para usarla como estudio.

– ¿Qué problemas te encontraste? ¿Cuál fue el peor de todos?

El problema principal que nos encontramos fueron las humedades, fue casi el único problema, habían humedades puntuales en varios sitios pero fueron fáciles de reparar. Si que nos encontramos una humedad muy grande en la parte trasera derecha de la caravana.

El problema fue que había saltado el perfil, se abrió por fuera y entraba agua por allí, toda la madera de la estructura se había podrido.

También tuvimos que tapar muchos agujeros del suelo, por lo general los problemas venían de chapuzar o añadidos que se la habían hecho a la caravana.

– ¿Cómo solucionaste los problemas?

Básicamente el problema fue el de la humedad que encontramos en la parte trasera y lo que hicimos fue quitar toda la estructura de la parte que estaba podrida, hacer una estructura nueva, poner todo el aislante nuevo y recubrir la pared con madera ligera que cortamos a medida.

También había algún problema con la instalación eléctrica que estaba ya que algunas partes estaban muy mal hechas.

– ¿Qué errores cometiste por desconocimiento y no volverías a cometer? ¿Qué has aprendido de la experiencia?

Lo que he aprendido ha sido a no fiarte de todo lo que te dice el vendedor de la caravana, pese a que te diga que todo está correcto, por que normalmente está mucho peor de lo que te dicen.

Revisarla bien cuando vayas a comprarla, nosotros la revisamos a fondo pero ahora se que debía haber ido con alguien que supiera más de caravanas.

En el aspecto técnico, al encontrar la humedad pensar que era poca cosa, pero a medida que abría la zona se veía peor, además una vez vi la magnitud del problema en lugar de cambiar la estructura se me ocurrió poner espuma aislante para tapar la zona, al ver que no tapaba la zona afectada tuve que quitar todo ese añadido y finalmente hacer de nuevo la estructura con los materiales adecuados.

Lo que he aprendido a nivel técnico es que cuando te encuentras un problema has de investigar por que se ha producido, encontrar el culpable y actuar en consecuencia, poco a poco y buscar la mejor solución, con ayuda de expertos y consultando por internet.

– ¿Qué no tuviste en cuenta a la hora de planificar el proyecto y ahora lo tendrías?

La verdad es que no se planificó demasiado el proyecto, nuestra idea solo era la de comprar la caravana, hacerle algunos arreglos y adaptarla para estudio dejando un solo espacio amplio. No teníamos un tiempo límite previsto, ni un coste máximo preestablecido.

Pero ahora con esta primera experiencia, valdría la pena, si quisiéramos restaurar una caravana hacer un pequeño proyecto teniendo en cuenta los costes, el tiempo que necesitarás y el material y seguramente saldría algo mejor de precio como de tiempo.

– ¿Tuviste que renunciar a algo de tu lista de requisitos?

No, nosotros solo queríamos un espacio diáfano para poder estar concentrados en nuestro trabajo y ahora lo tenemos.

– ¿Animarías a los demás a hacer lo mismo? ¿Qué le dirías a alguien que vaya a empezar un proyecto como el tuyo?

Si, animaría a todo el mundo que quiera restaurar una caravana, es un proceso divertido, te lo pasas muy bien trabajando en ella y económicamente es muy interesante ya que por unos 2000 euros de la caravana más unos 2500 euros de adaptarla conseguimos un estudio que nuevo nos habría costado 6000 o 7000 euros.

A alguien que quiera empezar un proyecto de restauración de una caravana le diría que vaya con un experto a comprar su primera caravana, que no se fíen de lo que les diga el vendedor, que se ha de mirar muy bien las humedades y la parte de los bajos de la caravana.

También añadir que es un proceso muy divertido y gratificante cuando ves que tienes algo que has diseñado y construido tú mismo.

Particularidades de la restauración

En este caso la caravana está fija en un terreno privado por lo que no es necesario disponer de ficha verde de circulación, aquí se prioriza su funcionalidad en el interior por lo que el tamaño y la adecuación del espacio es fundamental.

Otras alternativas a la caravana pueden ser viejos contenedores de mercaderías o mobilhomes, en los dos casos existen inconvenientes respecto a la caravana.

En el caso del contenedor el elevado precio del transporte comparado con el transporte de una caravana hasta el destino es mucho más costoso, además es necesario mucho trabajo para el aislamiento térmico y la adaptación para que sea “habitable” en el sentido más amplio de la palabra.

En el caso del mobilhome también existen más dificultades en el transporte y además suelen ser más caros que una antigua caravana, el hecho de mover el mobilhome por el terreno también entraña más dificultades que una caravana.

¿Qué te ha parecido?¿Te has planteado alguna vez restaurar una caravana, contenedor o módulo para tener en tu terreno y darle un uso distinto al que tenía?

 

Apúntate VaRodado.com

Únete a esta comunidad de manitas a los que nos encanta hacer las cosas nosotros mismos y recibe semanalmente los contenidos que aquí publico.

Además es la manera más fácil de seguir el curso "restaura tu caravana"

David Serramià
 

Quiero ayudarte a viajar con una caravana restaurada por ti. A mi me encanta viajar, hace unos meses me compré una caravana para hacer justamente eso. ¡Restaurarla, viajar y ser libre!