Cómo cambiar la claraboya de tu caravana rápidamente y sin dificultades

En verano una caravana puede ser un autentico horno, ya que su aislamiento es limitado, en especial con las caravanas antiguas. Cambiar la claraboya de tu caravana puede ser una solución.

Yo que estoy trabajando en el interior de la mía ya he empezado a notarlo, por lo que el otro día mientra estaba tomando medidas del interior de mi caravana abrí la claraboya para que circulase algo más de aire, al abrirla, vi que había un poco de humedad en el interior, así que empecé a investigar y vi que la instalación y el sellado eran incorrectos.  Osea una nueva tarea y un briconsejo perfecto para antes del verano.

Te voy a explicar como cambiar la claraboya de tu caravana de una manera fácil y correcta, para que puedas disfrutar de la corriente de aire en los meses más calurosos.

Ya sea por que tu caravana se ha estropeado, quieres hacerle un mantenimiento o quieres cambiarla por otro modelo este briconsejo te va a se de ayuda.

Herramientas necesarias

1.- Espatula

4.- Paño seco

7.-Escalera

2.- Marillo

5.- Bayeta

3.-Destonillador

6.- Teroson

Proceso de trabajo para cambiar la claraboya

Lo primero que debes hacer es desmontar la claraboya que tienes montada actualmente y revisar si hay algún desperfecto en la madera o chapa del techo, por ejemplo humedades, dios no lo quiera!

Habitualmente la claraboya va montada haciendo un sandwitch con el techo de tu caravana, está la parte exterior, que es la que está fuera de la caravana, a la intemperie y la parte interior, que es la visible desde dentro de tu caravana.

Empieza desmontando la parte interior desatornillando 6-8 tornillos que hacen presión entre las dos partes de la claraboya y el techo de la caravana, esta parte debería ser fácil de desmontar y no tardar más de cinco minutos.

Instalar-claraboya

Una vez suelta la parte interior de la caravana, resérvala en una zona accesible y protegida, revisa el hueco de la claraboya y la parte del techo que es visible ahora, si no ves nada extraño, seguiremos con la parte externa, si hay humedad pero no podredumbre, deja que la zona respire y que se seque sola.

Si hay podredumbre, tendrás que sanear la zona de la claraboya.

En caso de que quieras cambiar tu claraboya actual por otra nueva, deberás tomar las medidas del hueco que tienes en el techo y comprar una que sea compatible.

Para sacar la parte exterior de la claraboya tendrás que ser más habilidoso y subir al techo de tu caravana, pero antes has de poner trozos de cartón o madera fina en el área del techo donde te vaya a apoyar, así repartirás el peso de tu cuerpo y no dañarás la superficie de chapa.

Una vez arriba, tendrás que retirar la silicona, o pasta sellante que mantenía la claraboya pegada al techo y estanca. Para esta tarea ayúdate de la espátula y el martillo para ir retirando el sellante que hay entre el techo y la claraboya, no hay prisa, así que tomate tu tiempo para no estropear ninguna de las dos partes.

Una vez retirado el sellante, haz palanca con la espátula o empuja desde el interior de la caravana para sacar la claraboya. Si no sale tras algunos intentos, no insistas, repasa de nuevo la junta y repite la operación.

Una vez tengas la claraboya desmontada en dos partes, métete por el hueco del techo y revisa de nuevo cualquier desperfecto.

Si todo está bien, con la ayuda de la espátula elimina los restos que hayan quedado enganchados en el techo, esta es la tarea más cansada, pero en 30-45 minutos deberías tener la superficie bastante limpia.

instalar-claraboya-caravana-exterior

Cuando hayas eliminado los restos de sellante, pasa por la zona un paño húmedo para eliminar el polvo y la suciedad.

Ahora ya tienes la zona preparada para el montaje de la nueva claraboya si lo que quieres es cambiarla, en mi caso desmonté la claraboya para hacer una revisión al sellado que tenía aplicado y arreglar la entrada de agua que generaba humedades en el techo.

Con la zona preparada para trabajar, sin restos de sellador en el techo, has de poner de nuevo la parte exterior de la claraboya en su sitio y marca con lápiz el contorno de la pieza, luego quítala de nuevo y rellena la área del techo marcada con el lápiz con teroson, sellador negro muy usado para las caravanas.

Coloca de nuevo la parte exterior de la claraboya en su sitio con mucho cuidado ya que el teroson es muy pegajoso, lo ideal es que todo el perfil de la claraboya apoye en el sellador a la vez, cuando ya está en reposo sobre el teroson, aplica presión para chafar la pasta negra y que haga una buena estanqueidad al agua.

vista-interior-montaje-claraboya

Desde dentro coloca la pieza interior en su sitio y haz que coincidan los agujeros de los tornillos, aprieta primero los de las esquinas pero no al máximo, luego los del medio y una vez sujeto aprieta un cuarto de vuelta todos los tornillos para asegurar que quedan bien agarrados.

vista-interior-montar-claraboya

Una vez lo tienes todo montado, es importante hacer una primera prueba de estanqueidad, espera unas horas a que se asiente el sellador y con un ayudante, rocía de agua el techo de tu caravana desde distintas inclinaciones, tu desde dentro vigila que no aparezcan gotas de agua, si has seguido los pasos que he ido explicando no deberías tener problemas, en caso de que se filtrase agua, te aconsejo de apliques un cordón del sellador Sikaflex por todo el perímetro exterior de la claraboya.

Claraboyas

Claraboya 40 X 40 cm

Claraboya 40 X 40 cm marca REMIS

Yo conseguí cambiar y revisar mi claraboya en pocas horas siguiendo estos mismos consejos, espero que a ti te sean de utilidad y termines con éxito esta tarea.

¿Tu estas pensando hacer lo mismo? ¿Te has encontrado algún problema?

Apúntate VaRodado.com

Únete a esta comunidad de manitas a los que nos encanta hacer las cosas nosotros mismos y recibe semanalmente los contenidos que aquí publico.

Además es la manera más fácil de seguir el curso "restaura tu caravana"

David Serramià
 

Quiero ayudarte a viajar con una caravana restaurada por ti. A mi me encanta viajar, hace unos meses me compré una caravana para hacer justamente eso. ¡Restaurarla, viajar y ser libre!